November 23, 2014, 11:28 am
Preparación de Superficies | Línea Industrial

banners-13

Existen muchos tipos de superficies que pueden ser pintadas, entre las más comunes se encuentran: concreto, metales ferrosos, aleaciones de metales no ferrosos, madera, plásticos, etc., las cuales presentan enormes diferencias entre sí y requieren técnicas especiales que las preparen para recibir las capas de pintura.

La preparación de las superficies tiene como objetivo principal hacer que la superficie este apta para ser pintada. Los aspectos principales a tomar en cuenta son: limpieza para evitar contaminantes, adhesión mecánica relacionada con la rugosidad y porosidad de la superficie, adhesión química relacionada con la compatibilidad entre los materiales usados.

Para cada tipo de superficie, los tres aspectos anteriormente nombrados se manejan de forma diferente, por lo que se hace necesario estudiarlos par separado.

Preparación de Superficies de Concreto
Para comenzar hay que definir los concretos y la mampostería en general como productos derivados de la mezcla de cementa, arena y en menor grado de materiales tales como yeso, cal, etc., que al mezclarse con agua forman pastas que se pueden moldear y que dejándolas secar quedan en forma de superficie dura.

Las características más resaltantes de estas superficies son:

Son de naturaleza alcalina cuando están húmedas.
Son muy porosas. Forman cavidades internas.
Son susceptibles a la formación de hongos y mohos en determinadas condiciones.

Teniendo en cuenta estas características, se deben chequear los siguientes problemas, para asegurar que el concreto esta apto para ser pintado.

HUMEDAD: no debe ser mayor del 20% (absoluta), por lo que es aconsejable esperar mínima un mes de secado del concreto antes de ser pintado. En caso de que no se pueda esperar; se debe utilizar un Primer; para evitar fallas en el acabado (consultar al Departamento de Servicio Técnico de Pinturas Popular).

ALCALINIDAD: las superficies de concreto nuevas, cuyo panete final es rico en cal, generalmente son muy alcalinas para ser pintadas, por lo que se recomienda la utilización de un Primer o sellador antialcalino, para evitar así, posibles fallas en las pinturas.

RELACIÓN ARENA CEMENTO:
en vista que la mezcla arena -cementa agua se hace por lo general manualmente, esta varia mucho dependiendo del constructor. Para mezclas ricas en arena, se presenta una excesiva formación de polvo producto de la poca adhesión entre arenas y ligantes hacienda que la superficie sea frágil y porosa. En este caso, si es muy marcada la falla, es necesario utilizar Barniz Epoxico, para promover un aglutinado del exceso de arena.

CONTAMINACIÓN CON HONGOS Y/O MOHO: en este caso se debe eliminar todo el hongo y/o moho antes de proceder a pintar. Para hacerlo, un procedimiento comúnmente usado es lavar la superficie con agua caliente y una solución al 50% de claro comercial, dejándolo actuar par dos horas raspando fuego la superficie con un cepillo de cerdas duras, repitiendo los lavados de agua y claro si es necesario.

REPINTADO DE SUPERFICIES EXTERIORES: las superficies pintadas con pinturas tipo Látex que han estado expuestas ala intemperie, luz solar; lluvias, etc., se degradan formando una capa de polvo o "caleo" compuesta mayormente por carbonatos de calcio, oxido de silicio y otros, que al cabo de 3 años de exposición, puede llegar a tener mas de 100 micrones de espesor.

Esta capa de polvo es muy difícil de eliminar ya que los métodos convencionales de lavado, cepillado, espatulado, etc. son inadecuados yen algunos casas, como cuando se usan cepillos de alambres, lo que se logra es agravar el problema.

El procedimiento mas efectivo para estos casos es cepillar con un cepillo de cerdas suaves hasta eliminar el exceso de polvo y luego lavar agua hasta eliminar todo lo que pueda ser soluble. En caso de que el Caleo, además este acompañado de desprendimiento en forma de conchas y escamas, es necesario espatular toda el área afectada, hacer el procedimiento anterior y antes de aplicar el acabado final asegurarse de que todas las áreas cercanas al área defectuosa tengan buena adhesión al sustrato.

REPINTADO DE PISOS DE CONCRETO: es muy común, sobre todo a nivel industrial, la necesidad de pintar los pisos, ya sea para señalización, como también para decoración o factores higiénicos.

También es muy común que estos pisos presenten severas contaminaciones de grasa, aceites, residuos de cauchos, en fin muchos tipos de contaminantes, que interfieren en la buena adhesión de las pinturas utilizadas.

El procedimiento correcto para preparar los pisos de concreto es el siguiente:

Primero se debe eliminar todo tipo de contaminante del piso. Si la contaminación es de grasa o residuos del trafico de montacargas o de maquinarias en general, una forma de eliminar efectivamente esta contaminación es usando desengrasantes comerciales para este fin y si la contaminación es muy severa, se debe utilizar una solución de soda cáustica a1 25% en volumen, dejarla actuar por varias horas y lavar con agua caliente a presión si es posible, fuego se debe neutralizar la superficie con ácido clorhídrico a15% en agua, dejándolo actuar por 1 hora, lavando después con abundante agua y jabón.

Si el piso a pintar es nuevo y es de concreto muy liso, se debe pasar directamente a agregar el ácido clorhídrico a1 5%, dejándolo actuar par 30 minutos y fuego i lavar con agua limpia. Esto se hace con el objetivo de crear porosidad en el concreto, que mejorara la adherencia.

PINTADO DE PANETES NUEVOS CON ESMALTES ALQUÍDICOS: en este caso la alta alcalinidad típica de pañetes nuevas, puede degradar el esmalte alquídico, debido a que el esmalte puede reaccionar con las sales solubles del concreto y formar compuestos que no forman película, producto de una reacción denominada de saponificación, es decir que el esmalte se transforma en una pasta jabonosa que no llega a formar una película rígida. En estos casos recomendamos solicitar asistencia gratuita a nuestro Departamento de Servicios Técnicos quienes brindaran todas las informaciones para solucionar este tipo de falla.

Preparación de Superficies de Hierro o Acero
Internacionalmente se ha normalizado la preparación de las superficies metálicas ferrosas, de acuerdo al método de limpieza. De estas normas, la más completa es la que presenta la organización Steel Structure Painting Council (S.S.P.C.), utilizadas mundialmente como guía para preparación de superficies metálicas ferrosas y que se describen a continuación:

SSPC-SP1 Limpieza con Solventes

La limpieza con solventes es un procedimiento para remover materiales extraños perjudiciales tales como aceite, grasa, manchas y otras contaminaciones de las superficies de acero mediante el usa de solventes, emulsiones, compuestos limpiadores, limpieza con vapor o materiales y métodos similares los cuales involucran una acción solvente o limpiadora.

SSPC-SP2 Limpieza Manual
La limpieza manual es un método para preparar superficies metálicas para pintarlas, removiendo las cascarilla de laminado suelta, la herrumbre y la pintura suelta con cepillo manual, lijado manual, raspado manual otras herramientas de impacto o por combinación de estos métodos.

SSPC-SP3 Limpieza con Herramientas Eléctricas o Neumáticas
La limpieza con herramientas eléctricas o neumáticas es un método para preparar una superficie metálica para pintarla, removiendo la cascarilla de laminado suelta, la herrumbre suelta y la pintura suelta con cepillos eléctricos o neumáticos, impacto eléctrico o neumático, esmeril eléctrico o neumático, o par la combinación de estos métodos.

SSPC-SP4 Limpieza de Acero Nuevo con Llama
La limpieza de acero nuevo con llama es un método para preparar superficies de metales no pintados, pasando la llama de oxiacetileno a gran velocidad, sobre la superficie total y luego cepillado para remover las cascarillas y la herrumbre sueltas. Se intenta que toda la cascarilla y el 6xido suelto y otros materiales extraños sean removidos par este proceso, dejando la superficie caliente y seca a la cual se aplica la pintura anticorrosiva antes de que la superficie se enfríe.

SSPC-SP5 Limpieza por Chorro Abrasivo a Metal Blanco
La limpieza por chorro abrasivo es un método para preparar superficies metálicas para pintarlas removiendo toda cascarilla de laminado, óxido, pintura vieja, mediante el uso de un abrasivo impulsado a través de una tobera o par ruedas centrífugas.

Una superficie preparada A1 grado metal blanco con chorro abrasivo se define como una superficie con un uniforme gris blanco metálico, ligeramente rugosa para formar conveniente perfil de anclaje que permita mejor adherencia de la pintura. La superficie quedara libre de cascarilla de laminado, oxido, productos de corrosión, pintura o cualquiera otra materia extraña. El color de la superficie ya limpia puede ser afectado par el tipo del medio abrasivo usado.

SSPC-SP6 Limpieza por Chorro Abrasivo a Grado Gris Comercial
La limpieza por chorro abrasivo a grado gris comercial se define como el método para preparar superficies de metal para pintarlas, removiendo las carilla de laminado, el oxido o las materias extrañas mediante el usa de abrasivos impulsados a través de toberas par aire comprimido o por una rueda centrífuga, hasta el grado aquí especificado.

El acabado final de una superficie que ha sido limpiada mediante chorro abrasivo gris comercial puede definirse como aquella en la cual todo el aceite, la grasa, la suciedad, la cascarilla de laminado y las materias extrañas han sido completamente eliminados de la superficie y toda la herrumbre, la cascarilla de laminado y la pintura vieja han sido completamente removidas, con la excepción de ligeras sombras, rayas o decoloraciones causadas par manchas de herrumbre y pintura. Si la superficie tiene picaduras, puede encontrarse herrumbre y resto de pintura en el fondo de las mismas. Por lo menos 2/3 de cada pulgada cuadrada de superficie estará libre de residuos visible y el resto estará limitado a ligeras decoloraciones, ligeras sombras o ligeros residuos como los mencionados anteriormente.

SSPC-SP7 Limpieza por Chorro Abrasivo al Grado Superficial
La limpieza par chorro abrasivo al grado superficial es un método para preparar una superficie de metal para pintarla, par rápida remoción de la cascarilla de laminado suelta, herrumbre y pintura suelta, par impacto con abrasivos impulsados a través

I de una tobera par aire comprimido o por una rueda centrífuga, en donde no se pretende que la superficie deba estar libre de cascarilla de laminado, herrumbre y pintura.

La cascarilla residual del laminado, la herrumbre y la pintura deberán estar muy delgadas y bien adheridas. Además la superficie debe presentar una ligera rugorisidad para suministrar una buena adhesión y unión de la pintura.

El acabado final de la superficie limpia con chorro al grado superficial se define como aquella en la cual toda pintura suelta, cascarilla de laminado suelta, herrumbre suelta sean removidas completamente, pero no la cascarilla, la herrumbre, y la pintura que estén firmemente adheridas.

SSPC-SP8 Limpieza Quimica Pickling
La limpieza química es un método para preparar superficies metálicas para pintarlas, removiendo completamente la cascarilla de laminado y el oxido, por reacción química o por electrolisis o por los dos métodos. Se entiende que una superficie preparada par este método deberá estar completamente libre de toda cascarilla de laminado, oxido y materias extrañas. Aun más, la superficie deberá estar libre de: tizne, ácido y álcalis sin reaccionar.

SSPC-SP9 Exposición Ambiental seguida de Limpieza por Chorro Abrasivo
La exposici6n ambiental es un método para remover o desprender la cascarilla de laminado por oxidación natural de las superficies de acero expuestas a la intemperie. La exposici6n ambiental corroe el acero, debilita y desprende la cascarilla de laminación, dejando la superficie con herrumbre después que se ha quitado la cascarilla de laminaci6n, las superficies deben limpiarse con chorro abrasivo.

SSPC-SP10 Limpieza por Chorro Abrasivo al Grado casi Blanco
Limpieza par chorro abrasivo al grado casi blanco es un método de preparación de superficies metálicas para pintarlas removiendo toda la cascarilla de laminado, la herrumbre, la pintura y las materias extrañas, par el uso de un abrasivo impulsado a través de una tobera o por una rueda centrífuga.


El acabado final de una superficie que ha sido limpiada mediante chorro abrasivo al grado casi blanco se define como aquella en la cual toda pintura suelta, cascarilla de laminado, herrumbre, productos de corrosión, pinturas y otras materias extrañas han sido completamente removidas de la superficie, con la excepci6n de ligeras sombras, rayas o ligeras decoloraciones causadas par manchas de herrumbre. Por lo menos un 95% de la superficie estará libre de residuos visibles y el resto se limita alas ligeras decoloraciones mencionadas antes.

Preparación de Superficies Metálicas Especiales
Existen metales y aleaciones, como el aluminio, el cobre, el bronce, el acero inoxidable, el hierro galvanizado y otros, que tienen características muy especiales que los diferencian de las superficies metálicas ferrosas. Estas superficies tienen tratamientos superficiales o son natural mente resistentes a la corrosión, por lo que no es aconsejable aplicar métodos de limpieza abrasiva, que pueden destruirles la película protectora. Par otro lado, todas ellas son extremadamente lisas en su superficie y muy estables químicamente, lo que dificulta la adhesión de las pinturas que se aplican sobre ellas, por lo que se hace necesario un tratamiento especial, que se explica a continuación:

- Se debe aplicar lavado con solvente o desengrasantes, antes de proceder con el lijado.

- Lijar preferentemente con lija de agua No. 240, si la superficie lo permite. Eliminar los restos del lijado, siempre limpiando con solvente.

- Aplicar una capa de Wash Primer si el ambiente es muy severo y se usaran acabados industriales, se debe aplicar una capa de Ferroguard.

- Aplicar el acabado final.

Preparación de Superficies de Madera
La madera es una superficie especialmente delicada en lo que respecta a su preparación. Se debe tener en cuenta que como es una superficie de origen natural contiene alto porcentaje de agua y otras sustancias en su interior que pueden entorpecer el correcto desempeño de los acabados utilizados. Lo primero que se debe chequear antes de pintar es si la madera esta seca para ser pintada, esto no debe exceder de un 15 a 20% de humedad interna. Luego se emparejar la superficie, lijando sucesivamente, preferentemente comenzando con grana No. 80 y terminando con lija No. 240 justa antes de comenzar a usar los selladores.

El usa de fondos y selladores es obligatorio si se quiere obtener buenos resultados al aplicar el acabado. Lo que se debe cuidar en este caso son las recomendaciones del fabricante, esto es, respetar los tiempos de secamiento y repintado, lijar entre capas si es lo recomendado, usar los equipos de aplicación recomendados, en fin adaptarse a la hoja técnica de cada producto, ya que esto asegurara su éxito total.

Para maderas expuestas a la intemperie con luz solar directa, se debe tener especial cuidado, ya que hasta ahora los recubrimientos convencionales para madera solo dan protección limitada, que en combinación con el Barniz Marino Tipo Spar, es el único sistema de comprobada resistencia para maderas expuestas al exterior.

En el caso de repintado de madera envejecida, se debe eliminar el resto de pintura vieja y procurar uniformizar la superficie y asegurarse de usar pinturas compatibles con lo anteriormente usado, porque de lo contrario se tendrá que eliminar toda la pintura hasta llegar a la madera virgen.

En el caso de que usen pinturas tipo Látex es aconsejable sellar las cabezas de clavos y/o uniones metálicas antes de pintar evitando así formaciones de oxido. Un consejo muy útil, es evitar en lo posible el uso de removedor de pintura, ya que como la madera es porosa, pueden quedar residuos de la cera del removedor que impidan la adhesión de la nueva capa de pintura.